¿Cómo está involucrado el páncreas en la diabetes?

0
238

Por Jenna Fletcher | Medical News Today

El páncreas es el órgano que produce la insulina y desempeña un papel importante en la regulación de los niveles de glucosa en sangre.

La diabetes tipo 1 ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina. La diabetes tipo 2 se desarrolla cuando el cuerpo no puede usar la insulina correctamente.

En este artículo, analizamos la forma en que el páncreas está involucrado en la diabetes. También describimos las complicaciones de la diabetes que se relacionan con el páncreas y otros trastornos del órgano.

¿Qué se debe saber sobre el páncreas?

El páncreas produce enzimas digestivas y se localiza en el abdomen, detrás del estómago.

También produce insulina, una hormona que ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre. Las células que producen insulina se llaman células beta. Estos se encuentran en los islotes de Langerhans, un conjunto de estructuras dentro del páncreas.

La insulina ayuda al cuerpo a utilizar los carbohidratos de los alimentos como fuente de energía. Transporta la glucosa de la sangre a las células del cuerpo. La glucosa proporciona a las células la energía que necesitan para funcionar.

Si hay muy poca insulina en el cuerpo, las células ya no pueden absorber la glucosa de la sangre. Como resultado, los niveles de glucosa en la sangre aumentan. Un médico puede referirse a esto como tener un nivel alto de azúcar en la sangre o hiperglucemia.

La hiperglucemia es responsable de la mayoría de los síntomas y complicaciones de la diabetes.

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 ocurre cuando el páncreas no produce suficiente o ninguna insulina. Sin insulina, las células no pueden obtener suficiente energía de los alimentos.

Esta forma de diabetes resulta del ataque del sistema inmunológico del cuerpo a las células beta productoras de insulina en el páncreas. Las células beta se dañan y, con el tiempo, el páncreas deja de producir suficiente insulina para satisfacer las necesidades del cuerpo.

Las personas con diabetes tipo 1 pueden reequilibrar sus niveles de glucosa en sangre recibiendo inyecciones de insulina o usando una bomba de insulina todos los días.

Los médicos alguna vez llamaron a este tipo «diabetes juvenil», porque a menudo se desarrolla durante la infancia o la adolescencia.

No existe una causa clara de la diabetes tipo 1. Alguna evidencia sugiere que es el resultado de factores genéticos o ambientales. Se estima que 1.25 millones de personas en los Estados Unidos viven con diabetes tipo 1.

Diabetes tipo 2

Este tipo ocurre cuando el cuerpo desarrolla una resistencia a la insulina. Aunque el páncreas todavía puede producir la hormona, las células del cuerpo no pueden utilizarla eficazmente.

Como resultado, el páncreas produce más insulina para satisfacer las necesidades del cuerpo, y a menudo es incapaz de mantenerse al día con el aumento de la demanda.

Con una cantidad insuficiente de insulina en el cuerpo, se desarrolla la diabetes. Con el tiempo, las células beta se dañan y pueden dejar de producir insulina por completo.

Al igual que con la diabetes tipo 1, el tipo 2 puede causar niveles altos de azúcar en la sangre e impedir que las células obtengan suficiente energía.

La diabetes tipo 2 puede ser el resultado de la genética y los antecedentes familiares. Los factores del estilo de vida, como la obesidad, la falta de ejercicio y una dieta deficiente también juegan un papel importante. El tratamiento a menudo implica aumentar los niveles de ejercicio, mejorar la dieta y tomar algunos medicamentos recetados.

Un médico puede ser capaz de detectar la diabetes tipo 2 a tiempo, en una etapa llamada prediabetes. Una persona con prediabetes puede ser capaz de prevenir o retrasar la aparición de la afección haciendo cambios en su dieta y rutina de ejercicio.

Ver artículo original aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here