Órganos entregados por drones

0
325

Por Jane Wakefield. BBC

Un riñón para transplante ha sido entregado a cirujanos en un hospital de los EE.UU. a través de un drone (avión teledirigido). Es el primer vuelo de este tipo.

Muchos ven un enorme potencial para los sistemas de aviones no tripulados (UAS) o drones que suministran productos médicos, y algunos ya lo hacen en África. El vuelo de los Estados Unidos requirió un drone especialmente diseñado para mantener y monitorear el órgano.

Se espera que con esto se pueda allanar el camino para tener en el futuro vuelos más largos y abordar la cuestión de la seguridad con los métodos de transporte actuales.

bbc.com

El receptor, de 44 años de edad, de Baltimore, había esperado ocho años para el trasplante, quien dijo sobre el inusual método de entrega: «Todo esto es increíble. Hace años, ni lo hubieras pensado posible».

Según la United Network for Organ Sharing (Red Unida para Compartir Órganos), que administra los trasplantes de órganos en los Estados Unidos, en 2018 había casi 114.000 personas en listas de espera, con un 1,5% de órganos que no llegaban a su destino y casi un 4% que se retrasaban por dos horas o más.

«Entregar un órgano de un donante a un paciente es un deber casi sagrado con muchas partes móviles. Es crítico que encontremos mejores formas de hacerlo», señaló Joseph Scalea, profesor asistente de cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland (UMSOM) y uno de los cirujanos que realizó el trasplante.

«Como resultado de la excelente colaboración entre cirujanos, ingenieros, la Administración Federal de Aviación (FAA), especialistas en obtención de órganos, pilotos, enfermeras y, en última instancia, el paciente, pudimos hacer un avance pionero en trasplantes».

El viaje de tres millas requirió mucha tecnología nueva, incluyendo un drone hecho a la medida, capaz de llevar el peso adicional de un órgano, que también necesitaba cámaras a bordo y seguimiento de órganos, y sistemas de comunicaciones y seguridad para un vuelo sobre un área urbana densamente poblada.

También tenía un sistema de recuperación de paracaídas en caso de que la aeronave fallara.

«Hay una enorme cantidad de presión sobre tus hombros, sabiendo que hay una persona esperando por ese órgano, pero también es un privilegio especial ser parte de esta misión crítica», dijo Matthew Scassero, parte del equipo de ingeniería de la Universidad de Maryland.

Charlie Alexander, director ejecutivo de The Living Legacy Foundation of Maryland, una organización benéfica que trabaja para aumentar la donación de órganos, dijo: «Si podemos probar que esto funciona, entonces podemos observar distancias mucho mayores de transporte de órganos no tripulados.

«Esto minimizaría la necesidad de múltiples pilotos y el tiempo de vuelo y resolvería los problemas de seguridad que tenemos en nuestro campo.»

Artículo original aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here