Un médico explica cómo la inteligencia artificial podría mejorar el vínculo médico-paciente

0
441

El libro del Dr. Eric Topol titulada: Deep Medicine, muestra una visión optimista del futuro de los algoritmos y la medicina

A pesar de todo lo que se ha dicho sobre si los algoritmos de inteligencia artificial reemplazarán a los médicos, el Dr. Eric Topol no está muy preocupado al respecto. Topol es cardiólogo del Scripps Research Institute, genetista y autor de varios libros sobre el futuro de la atención médica.

En su libro más reciente Deep Medicine: How Artificial Intelligence Can Make Healthcare Human Again (disponible en Amazon) Topol argumenta que los humanos siempre anhelarán el vínculo de ser cuidados por otros humanos y que la IA (inteligencia artificial) puede ayudar a mejorar ese vínculo y traerlo de vuelta, si los médicos están dispuestos a hacer frente a los intereses comerciales.

Dr. Eric Topol

El Dr. Topol describe cómo funciona la atención médica hoy en día, las preocupaciones sobre la privacidad de la salud en la era del IA y la importancia del activismo de los médicos.

Menciona que la relación paciente-médico se ha deteriorado terriblemente. El paciente tiene poco tiempo con su médico y ni siquiera tiene contacto visual fuera de ese poco tiempo. Y no es sólo el momento. Los médicos de hoy día sirven como oficinistas de datos y no muy buenos oyentes.

Ahora tenemos infinidad de datos y en algunos casos esa masa de datos nos deja peor de desubicados. El libro abre con una de las historias que relata como toda esta información no estaba siendo procesada por los médicos y las personas que me cuidaban personalmente al Dr Topol durante una ocasión en que pasó por el hospital como paciente, en el que cuenta que eso lo perjudicó a el y a su recuperación.

Eso reforzó su idea de que, si todos esos datos fueran tomados en cuenta correctamente, podríamos tener procedimientos más seguros y tener mejores resultados y hacer que las cosas sean más eficientes, pero al parecer los médicos están “demasiado ocupados».

Como no es humanamente posible abracar la enorme cantidad de datos de cada persona. Es aquí cuando el potencial transformador de la IA está en su mejor momento para mejorar el aspecto humano de la medicina, que es algo que hemos perdido.