Usted no tiene que ser sexualmente activo para contraer la infección por hepatitis B

0
129

 

Con una carga mundial diez veces superior a la del VIH, la hepatitis viral es un problema de salud pública que requiere medidas urgentes. Hay cinco tipos de virus (A, B, C, D y E) que causan hepatitis (enfermedad hepática), de los cuales la hepatitis B es con una gran diferencia el más contagioso y mortal.

Los primeros síntomas de todos estos virus son casi los mismos: fatiga, náuseas, vómitos, dolor abdominal e ictericia, lo que dificulta la identificación del tipo de virus causante de la enfermedad.

En la India, el tipo de virus no se identifica en el momento del diagnóstico en más del 90% de los casos y los médicos recurren al tratamiento sintomático para deshacerse de la infección.

No verificar qué virus está infectando realmente al hígado puede llevar a consecuencias desastrosas e incluso potencialmente mortales, particularmente si el virus que causa estos síntomas es la hepatitis B.

Una infección de hepatitis B tiene muchas más probabilidades de causar la muerte relacionada con el hígado que cualquiera de los otros virus hepáticos. Si no se trata, puede convertirse en una afección crónica, dañar el hígado de manera grave y causar cirrosis hepática y cáncer de hígado.

En la India hay más de 50 millones de personas que viven con hepatitis B en la actualidad. La responsabilidad de reducir la incidencia de la hepatitis B en la India es tanto de los médicos y profesionales de la salud como del público en general.

Con esto en mente, aquí hay algunas cosas que usted debe saber acerca de la hepatitis B, para que se proteja contra ella. La detección del tipo de virus y la distinción entre infección aguda y crónica por el VHB son fundamentales tan pronto como aparecen estos síntomas, para que los pacientes puedan comenzar rápidamente el tipo de tratamiento adecuado.

En caso de infecciones por hepatitis, lo mejor es consultar a un hepatólogo, un médico especializado en enfermedades hepáticas.

La mitad de las personas infectadas con el Hepatitis B no tienen síntomas y no se dan cuenta de que han sido infectadas. Esto significa que son portadores activos del virus y capaces de infectar a otros. Para la otra mitad, los síntomas podrían tardar hasta 1-4 meses en aparecer después de la exposición inicial al virus. Durante este período, estas personas también forman parte del ciclo de transmisión del Virus Hepático. Es esta característica peligrosa del virus la que lo hace tan difícil de controlar.

Aunque las relaciones sexuales sin protección y el uso de agujas de tatuaje o de acupuntura infectadas se consideran las principales vías de transmisión, existen otras formas «inofensivas» de contraer la infección.

Por ejemplo, una pequeña muesca o corte de la navaja de un barbero es suficiente para transmitir el virus, si la misma hoja se ha utilizado anteriormente en un portador del VHB (virus de la hepatitis). Esto pone en riesgo a muchas personas confiadas. La sensibilización del público en general y de las comunidades locales sobre la necesidad de una esterilización adecuada de los instrumentos reutilizables es fundamental para el control del VHB.

Tratamiento de la infección por hepatitis B

La introducción de la vacuna contra la hepatitis B ha contribuido en gran medida a reducir el número de casos crónicos de VHB.

La mayoría de los adultos con VHB desarrollan una infección aguda que es despejada por el organismo, y sólo un 5% progresa hasta desarrollar el VHB crónico.

La introducción de la vacuna contra la hepatitis B ha contribuido en gran medida a reducir el número de casos crónicos de VHB. La vacuna tiene una eficacia del 95% en la prevención del desarrollo de infecciones crónicas y ofrece protección contra el VHB crónico durante 20 años.

Actualmente no disponemos de un antiviral que cure completamente la hepatitis B, pero sí de fármacos que ayuden en su manejo a lo largo de toda la vida con antivirales orales que reduzcan la carga viral y frenen la progresión de la enfermedad.

Es por ello que debemos seguir presionando para que haya una cobertura completa de vacunación para los niños, los adolescentes y las mujeres embarazadas. También debemos continuar con los programas de concientización de riesgos para prevenir la exposición y transmisión de virus.

La India se ha fijado el objetivo de eliminar la hepatitis viral para 2030. Con este fin, el Gobierno ha introducido una serie de iniciativas, entre las que destaca la «Iniciativa integrada para la prevención y el control de la hepatitis viral», para la que el Ministerio de Sanidad ha anunciado recientemente una asignación de más de 517 millones de rupias irlandesas.

Se trata de un programa de tres años que ampliará hasta 100 centros de tratamiento de la hepatitis y 665 centros de pruebas en 30 estados del país.

A medida que intensificamos los esfuerzos para alcanzar nuestro objetivo para 2030, necesitamos que más y más personas reconozcan los peligros de esta enfermedad y desempeñen su papel en la reducción de la carga de la hepatitis en el país.

(Dr. Rakesh Patel es MBBS, MD – Medicina General, DM – Gas)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here